2015/03/20

DERECHOS SOCIALES POR LA DIGNIDAD


ª          “Tres personas con diferentes dificultades en su día a día a las que deben enfrentarse, culmina con el viaje que emprendieron hasta el Parlamento Europeo el día 10 de Diciembre, Día de los Derechos Humanos”.

 

ª          “Es curioso que en esta tierra llena de oportunidades y libertades, el lugar donde nazcas marque por completo la vida que tendrás en el futuro”.

  

ª          “Baste decir que en los últimos años la demanda en servicios sociales se ha incrementado en un 74% mientras que los recursos son un 33% menores”.



 El pasado martes tuve la suerte gracias al elDiario.es de asistir a la presentación del Cortometraje Documental “Derechos Sociales Por La Dignidad” elaborado por el Consejo General del Trabajo Social en la Cineteca del Centro Matadero en Madrid.

Tras la proyección se desarrolló una mesa redonda presentada por Juan Luis Sánchez (Subdirector de elDiario.es) en la que participaron Ana Isabel Lima Fernández (Presidenta del Consejo General del Trabajo Social) experta en exclusión social; Gonzalo Fanjul (investigador y activista contra la pobreza); Carlos Susías (Presidente de EAPN-España) y Miguel Laparra (profesor de la Universidad de Navarra, Director de la Cátedra de investigación en igualdad e integración social).

Vale decir en primer lugar que el marco donde se realizó el evento me pareció espectacular. Llegamos los primeros a nuestro asiento y lo cierto es que en pocos minutos la sala se llenó casi al completo. En cierto modo me sentía como un patito feo, rodeado (imagino yo) de toda una corte de Trabajadores, Trabajadoras y Educadores Sociales, Profesores, Catedráticos, Periodistas y un largo etcétera.
 
El cortometraje-documental narra la vida de tres personas con diferentes dificultades en su día a día a las que deben enfrentarse y culmina con el viaje que emprendieron hasta el Parlamento Europeo el día 10 de Diciembre, precisamente el Día de los Derechos Humanos.

En las siguientes líneas quiero plasmar las torpes notas que este libre pensador garabateó en su libreta y que espero y confío sirvan como experiencia empírica de lo que tenemos a día de hoy en este País, esta España de los “Brotes Verdes”, piel de toro que se desangra y llora por sus ciudadanos…


Es curioso que en esta tierra llena de oportunidades y libertades, el lugar donde nazcas marque por completo la vida que tendrás en el futuro. Evidentemente los hay que prosperan y también que se hunden gracias a las decisiones que toman a lo largo de tu trayectoria vital. Pero este hecho nunca ha sido tan real como lo es ahora.

Lo cierto es que durante mucho tiempo, los años buenos llenos de oportunidades, hemos pensado que éramos invencibles, que podríamos valernos por nosotros mismos siempre, que nunca se acabaría nuestra buena suerte. Pero llegaron las tormentas, la lluvia y el Estado, nuestro Gobierno elegido libremente cada cuatro años por sus ciudadanos, no ha estado a la altura de las circunstancias. No ha previsto nada y no se está ocupando de nosotros. Que equivocados estábamos, pero es ahora cuando lo vemos, cuando lo sufrimos.

¿Para cuándo entonces tienen previsto elaborar un Sistema de protección Social?, ¿tan sólo para cuándo las cosas vayan bien? Pero es que… cuando yo, tu, nosotros lo necesitamos es ahora. Si el Estado nos abandona ¿Por qué se extrañan que dejemos de creer en su forma de hacer las cosas? Un sistema que nos ha dejado tirados en la carretera y que no tiene pensado volver la vista atrás para recogernos.

El problema no se soluciona con la elaboración de nuevas leyes. Estas ya existen, ¿cuántas quieres? Diez, veinte, treinta… lo que se necesita es que se cumplan, y que haya voluntad por parte de quienes tienen la fuerza de hacerlo. La ayuda no puede basarse solamente en dar de comer a quién lo necesita, se necesita compromiso Económico, Político y Social de todos para devolver la dignidad humana a nuestras familias.

Vemos como día a día aumentan los “parches sociales”. Cada vez se abren más nuevos Bancos de Alimentos y Comedores Sociales. Esta es una solución de urgencia pero necesitamos la implicación de toda la ciudadanía para que nos hagan más caso. Debemos insistir en los vientos de cambio, y si de verdad buscamos un giro de ciento ochenta grados debe notarse también en las urnas, en nuestra decisión electoral.

Es el Estado quién debe garantizar el bien estar de sus ciudadanos desarrollando medidas para el bien de su pueblo y no por el de las grandes empresas y multinacionales. Pero cuándo este Gobierno no de más de sí debe apoyarse en el resto de Organizaciones y Asociaciones existentes para ayudar y complementar en todo lo que sea necesario. No olvidemos que las ONG´s son el apoyo cuando el Estado no puede llegar más allá, nunca ha de ser al revés.
 

En esto también nuestro Gobierno sabe hacer trampas. Por un lado recorta el presupuesto anual para los Servicios Sociales. Externaliza estos servicios para que sean desarrollados por las Organizaciones. Y es aquí donde espada o tijera en mano realiza el segundo recorte económico, retirando las Subvenciones con las que trabajan, afirmando que son “No Gubernamentales” y que deben buscar los recursos por sí mismas.

Este Estado no interviene como igualador de vidas. La brecha en España cada vez es mayor entre los que más tienen y los que menos. Baste decir que en los últimos años la demanda en servicios sociales se ha incrementado en un 74% mientras que los recursos son un 33% menores.

Pero este Sistema ya generaba pobreza antes, el problema no es nuevo. Ahora son 13 millones las personas en situación de pobreza (la cuarta parte del país). Pero antes de esta maldita crisis eran 8 millones quienes vivían en este umbral. Una vez más muchos mirábamos a otro lado. La realidad… es que el Sistema nunca ha funcionado.

Las estadísticas dictaminan que los españoles que reciben actualmente algún tipo de prestación tienen muchísimas más posibilidades en un futuro próximo de acabar siendo pobres que en el resto de Europa. Ya no nos vale ir tapando baches, necesitamos un sistema nuevo. Uno en el que la Justicia Social sea el objetivo prioritario del Estado y que la Solidaridad sea una palabra utilizada únicamente por sus ciudadanos.

Es necesaria la creación de una Ley Marco sobre los Servicios Sociales. Garantizar el auto-sustento de la ciudadanía con un empleo digno y de calidad. Y que las ayudas y rentas protejan en todo momento a las personas y a su dignidad humana.

Es hora de cambiar las cosas. Debemos promover el debate público, crítico, maduro e inteligente de la población. Que vean que somos fuertes y que estamos preparados para presentar batalla. Si vulneran nuestros derechos tenemos la obligación y la responsabilidad de rebelarnos contra quienes no desean nuestro bien.

 
Os dejo estas palabras que describen bien lo que los ciudadanos/as no solo de este país, más bien de todo el planeta debería tener presentes…

El Derecho a La Resistencia fue incluido de forma explícita en la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de la Revolución francesa. Pero puede considerarse que está implícito en la Declaración de Independencia de los Estados Unidos de 1776, que en su párrafo más famoso declara:

“Sostenemos como evidentes estas verdades: que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre éstos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad; que para garantizar estos derechos se instituyen entre los hombres los gobiernos, que derivan sus poderes legítimos del consentimiento de los gobernados; que cuando quiera que una forma de gobierno se haga destructora de estos principios, el pueblo tiene el derecho a reformarla o abolirla e instituir un nuevo gobierno que se funde en dichos principios, y a organizar sus poderes en la forma que a su juicio ofrecerá las mayores probabilidades de alcanzar su seguridad y felicidad”.

Desde mi más humilde opinión… no solo tenemos el derecho si no la obligación y la responsabilidad de hacer que otro mundo más justo e igualitario sea posible para todos y todas.
 
 

2015/03/15

ES QUE NO HAY FORMA DE HABLAR


ª           “Si… es cierto, en esta España maldita e hipócrita y en cierto modo adoctrinada en muchos aspectos (pero no en todos) no “podemos” hablar de lo que realmente importa”.
...................................................................................................................................................................................

ª           “Qué un libro cueste más que ver un partido de fútbol. Que ir al cine o al teatro, cueste un ojo de la cara pero conseguir productos de carácter Pornográfico (con todo mi respeto a la industria) me cueste tan solo un 4% de IVA”.
...................................................................................................................................................................................

ª           “El no conocimiento de la norma no excusa la sanción”, o algo así, no se me olvidará jamás…
...................................................................................................................................................................................
 

Puedes imaginarte mordiéndote la lengua en muchas ocasiones en las que te gustaría poder explicar que no todo lo que nos llega a través de los Media, prensa, Tv y demás... es la verdad absoluta que tantas personas ven y tienen por verdadera. Que hay que seguir buscando en otros medios no tan mediáticos, en multitud de artículos de periodistas y otros que no lo son y que cuentan las cosas de otra manera. Puedo sentir en la piel lo que ocurre.
          Es solo mentar que las cosas no siempre son lo que parecen, y sobre todo que “podrían” estar mal informados o tan solo que “quizás” no poseen o han encontrado toda la información sobre algo, para que caiga sobre ti toda la contundencia de sus palabras e improperios y, que por lo tanto, todos aleguen con sus miradas ladeadas de y parcas palabras, que la reunión alegre de amigos y familiares te la has cargado.

Si… es cierto, en esta España maldita e hipócrita y en cierto modo adoctrinada en muchos aspectos (pero no en todos) no “podemos” hablar de lo que realmente importa, de “otra posible realidad”, de la verdad. Pero hay que seguir combatiendo por la verdad.
         Pues aquí sí puedo hablar, ¿Alguien duda aún que esta Nación y quienes la dirigen cumplen las expectativas?, ¿es que no les sonroja ni un poquito la vergüenza de tener que dirigirse a esta España maldita y volver a mentirnos de nuevo? Un debate en el que tan sólo se cruzan descalificaciones e insultos, en el que no se escuchan los unos a los otros, en el que se ríen de lo bien que lo hacen, donde se les puede ver con sus “Tablet” nuevas pasando de lo que pueda aportar el vecino del partido contrario. Ese debate en el que nadie aporta nada de nada, en el cual se echa tanto de menos el “proyecto, proyecto y proyecto” que tanto hace falta a esta España que se desangra a través de sus ciudadanos.
 

Que miedo tienen al cambio, es lógico, quieren seguir viviendo a costa de todos los ciudadanos, y lo peor de todo contemplar que, estos “grandes partidos” de la nación aún cuentan con un grandísimo apoyo popular… eso es lo que verdaderamente produce escalofríos, en que estaremos pensando para que aún nos cueste tanto dar la vuelta a la tortilla… Preparen las palomitas aunque… es muy probable que más de una se nos atragante en el gaznate.
Decididamente hay que hacer algo en este País… no puedo entender que se ponga el precio al acceso a la cultura tan alto, ni que se pongan tantas trabas a un sistema educativo público que ya apenas “educa” y que se le dé preferencia a la privatización. Que cada vez existan menos becas para facilitar el acceso y que estas cada vez sean de menos dinero. Qué un libro cueste más que ver un partido de fútbol. Que ir al cine o al teatro, cueste un ojo de la cara pero conseguir productos de carácter Pornográfico (con todo mi respeto a la industria) me cueste tan solo un 4% de IVA (debo plantearme cambiar mis lecturas).
¿Por qué digo todo esto…? Muy sencillo, porque nuestros “dirigentes, líderes, lidercillos y personajes de la estepa Española” están faltos de Cultura y Educación, si no, no puede entenderse que cada vez que se les cita en un proceso penal pongas ojos como platos y digan: “es que yo no tenía conocimiento sobre esto”, o… “de verdad que yo no sabía nada”. Hombre… ya está bien de pensar que somos tan tontos de creer algo así, ¿de verdad piensan engañarnos con argumentos como estos?
La respuesta es… que sí, y por lo que se ve deben de resultar muy convencedores porque de momento a todos se les ha pegado la coletilla de moda. Lo cierto es que si de verdad no saben nada… ¿pueden ser los apropiados para representar y ostentar los cargos que poseen?, piénsenlo… aunque seguramente ya lo hayan hecho. Bien por el lado de la justicia, bien por el lado ético y moral de su incultura lo cierto es que todos y todas (que aquí no se salva nadie) deberían de estar bien lejos de la vida pública y política. Tal y como no se olvidan nunca de recordarme cuando aparco en un zona que no debo y me pongo chillón y molesto por la multa al no saber que estacionaba en zona azul… “El no conocimiento de la norma no excusa la sanción”, o algo así, no se me olvidará jamás…